jueves, 8 de enero de 2009

Cintas Express


Elegir un buen juego de cintas express puede resultar más complicado de lo que parece a simple vista. Mucha gente se basa en el precio del conjunto o como mucho en el tipo de cierres de los mosquetones como factores determinantes de su elección, mientras que hay muchos otros factores muy a tener en cuenta además de los citados. Debemos fijarnos tanto en los mosquetones como en la propia cinta, así que vamos a ver qué características debemos buscar en cada elemento por separado para dar con la cinta express que necesitamos.

MOSQUETONES:

  • Ligereza: Aunque parezca que la ligereza sólo está reservada al material de montaña propiamente dicho, también tiene su importancia en escalada ya que en una vía de por ejemplo 12 cintas, cada gramo que ahorremos en un mosquetón hay que multiplicarlo por 24. Teniendo en cuenta que estas diferencias de peso pueden llegar a los 20 gramos, estamos hablando de casi 500 gramos que nos podemos ahorrar eligiendo los mosquetones adecuados. En la imagen, el mosquetón Astro, de tan sólo 29 gramos.

  • Resistencia: El dato más importante dentro de los tres facilitados es el de la resistencia con el gatillo abierto puesto que es el caso más desfavorable ya que es muy raro que el mosquetón de una cinta trabaje transversalmente. Actualmente existen en el mercado mosquetones que aguantan 10 KN abiertos, por lo que no nos debería costar demasiado encontrar mosquetones que aguanten 9 KN. El lado un mosquetón Spirit de Petzl, con una resistencia de 9.5 KN abierto.
  • Gatillo: Aunque al principio era un poco escéptico respecto a los cierres de alambre, hay que reconocer que tienen varias ventajas respecto a los clásicos. Para empezar son más ligeros y más sencillos, por lo que es muy difícil que se estropeen. Además al pesar menos es menos probable que se abran que los mosquetones tradicionales por las vibraciones de la cuerda. Estos mosquetones tienen mucha más abertura, lo que facilita el chapaje en condiciones complicadas. Por último hay que recordar que aunque en principio los mosquetones tradicionales tienen un aspecto más robusto, el gatillo está unido al mosquetón por una pieza del mismo diámetro que el alambre utilizado para el cierre, por lo que la seguridad de estos últimos está garantizada. Por supuesto, el mosquetón de arriba con cierre recto y el de abajo con cierre curvo para facilitar el paso de la cuerda. Gatilo de alambre y tradicional.

  • Cierre: Lo mejor es que sea del tipo Keylock para que no se nos enganche ni al sacarlo del portamaterial ni de los anclajes de la pared, sobre todo en desplomes. Detalle de un cierre tipo Keylock.

CINTAS:

Lo más común dentro de las cintas cosidas es que sean de polidamida de 16 mm de grosor o de dyneema de 10 o incluso 8 mm de ancho. Si bien las cintas de 8 mm son algo más ligeras que las de 10 mm, creo que el ahorro de peso no justifica la delgadez de una cinta que la hará todavía más sensible al roce y al desgaste que una un poco más ancha.

Por otro lado las cintas más anchas reparten algo peor la tensión sobre el mosquetón debido a que en general la forma de éstos es curva en su eje longitudinal, salvo excepciones como por ejemplo la de los mosquetones de Autrialpin, que tienen forma plana donde apoya la cinta, favoreciendo que la cinta apoye todo su ancho en el mosquetón a la vez.

Por lo tanto yo me suelo decantar por las cintas cosidas de 10 mm, ya que tienen el equilibrio justo entre eficacia, peso y longevidad. Un detalle bastante bueno que los fabricantes están empezando a añadir a sus cintas (Petzl o Wild Country, por ejemplo) son piezas de goma que sujetan el mosquetón inferior. Con este elemento se consigue por un lado que el mosquetón trabaje siempre en su posición más resistente (longitudinalmente) y por otro lado que éste no se gire, lo que dificulta enormemente el chapado de la cuerda. Austrialpin por ejemplo consigue este efecto con la a comentada forma plana del mosquetón en la parte donde apoya la cinta.

En cuanto a la longitud de las cintas, las más utilizadas son las de 11 cm de largo, pero un buen juego de cintas no debe tener únicamente esa medida. Dependiendo del fabricante podemos encontrar longitudes de 15, 17, 19 y hasta de 25 cm de longitud, eso sin contar con los anillos cosidos, que nos permiten longitudes que van desde los 30 cm hasta practicamente lo que queramos. Lo mejor, claro, es tener un poco de todo para evitar zig-zags de la cuerda, roce excesivo en pasos de techo, alejes incómodos y demás situaciones "peculiares" que se pueden dar dentro de una escalada

CINTA EXPRESS:

Aunque la teoría es muy bonita, es muy complicado que nuestras cintas express sean exactamente lo que queremos, bien sea por el excesivo precio del modelo que queremos o por la falta de disponibilidad de ese modelo justo de cinta en la tienda donde solemos comprar. Por eso lo mejor es ser realistas y buscar unas cintas lo mejor posible dentro de un presupuesto y disponibilidad modestos.


Un conjunto de cinta express con una muy buena relación calidad precio es el que tiene mosquetón de gatillo "tradicional" pero con cierre keylock en el superior y uno tipo alambre con cierre normal en el inferior con cinta de dyneema de 10 mm de grosor. Con este tipo de conjunto tenemos una cinta que:
  1. No se nos engancha ni en la pared ni en el portamaterial.
  2. Es más ligero que si monta dos mosquetones con cierre tradicional y cinta de 16 mm.
  3. El mosquetón que es más probable que se abra debido a las vibraciones producidas por el roce con la cuerda en caso de caida tiene un cierre más eficiente.

A partir de un modelo con estas características podemos ir incrementando las cualidades tanto de mosquetones como de las cintas hasta qe el bolsillo nos lo permita...

Hasta aquí hemos analizado las cintas express "normales", es decir, aquellas que nos van a servir para progresar y asegurarnos en cualquier vía de roca. Sin embargo, me dejo para otro artículo las cintas "especiales" para casos más particulares dentro de la escalada, como cintas absorvedoras para el hielo, cintas largas para clásica, con mosquetones de seguridad para reuniones y demás rarezas que nos sacarán de más de un apuro.

7 comentarios:

siempreparriba dijo...

Una vez me comentaron que el cierre de alambre, cuando apoya en las finas rugosidades de la pared es más facil que se abra que un cierre más gordo.
Nunca conocí a nadie que le hubiese pasado, pero si haces la prueba ves que puede pasar...
Saludos.

Loki dijo...

Pues hombre, supongo que la facilidad con que se abra el mosquetón debido al contacto con la roca dependerá de la "fuerza" del gatillo más que del tipo de éste. Por ejemplo, yo tengo unos mosquetones Austrialpin de alambre mucho más "duros" de gatillo que los Wild Country (también de alambre)o unos Lucky de cierre normal.

Anónimo dijo...

En Estados Unidos hay fabricantes que miden la dureza del cierre en gramos-fuerza (dinas) y efectivamente el alambre suele ser más duro que el cierre cilindrico. Otra cosa esla geometría... interesante...
Un saludo

Tino

cesarob dijo...

Interesante lo del mosquetón Astro. Veo en la web que es novedad de WC.
Lo del peso de los mosquetones es megaimportante.
En su momento me compré 4 mosquetones de seguridad para montar reus, y no veas lo que pesan, y son sólo 4 mosquetones. Eso si, a prueba de bombas....
Hoy no repetiria esa compra.

Loki dijo...

La verdad es que el Astro tiene una pinta bastante buena, pero yo sinceramente prefiero el Helium (33 grs).
Pesa 4 grs más, pero aguanta 24 KN en longitudinal, 9 KN abierto y 7 en transversal.
El Helium por su parte aguanta sólo 7 KN abierto.
Además, el Helium viene con "cleanwire" para evitar enganches. Otra cosa será el precio...

cesarob dijo...

Uff, la cinta express con Heliums vale un pastón.

fili dijo...

estoy renovando algunas cintas express y entre tantas opciones en el mercado me ha ayudado mucho tu articulo. Me tiraba mucho la express Kyros 480 de Faders, que curiosamente coincide con lo que tu describes como la express ideal, y ademas es nacional. Gracias.